Enersis: ¿Aumento de capital o transferencia de activos?

Debió ser algo para celebrar.

El grupo eléctrico Enersis, la compañía matriz de Endesa Chile, anunció un aumento de capital de US$8.000 millones el 25 de julio, un aporte que prometía ser el mayor de la historia de Chile.

Pero en vez de destapar botellas de champagne, el anuncio fue recibido con murmullos irritados en los mercados chilenos. A los pocos días, los murmullos se habían convertido en una revuelta. En el centro de todo esto estaban las admi-nistradoras de fondos de pensión de Chile (las AFP), que entre todas constituyen el segundo accionista de Enersis.

Se quejaban de que Enersis había ofrecido una explicación poco clara de por qué era necesaria una emisión de acciones. Pero fueron los términos de la transacción lo que produjo conmoción entre los inversores chilenos. Los accio-nistas minoritarios tendrían que comprar las nuevas acciones en efectivo, pero Endesa España haría sus contribuciones en activos: mayormente, participaciones minoritarias en plantas de energía y distribuidoras que aún no habían sido absorbidas en la estructura de Enersis.

Los críticos también cuestionaban la valuación de estos activos. La compañía le puso un precio de US$4.800 millones al conjunto de activos, pero los inversores locales creen que el valor es mucho menor. El banco de inversión LarrainVial sugirió que US$3.600 millones sería una cifra más cercana al valor real.

Para dar un ejemplo, la contabilidad de Enersis asigna un valor libro de cero a la distribuidora argentina Edesur, citando pérdidas recientes y dificultades regulatorias. Pero la valuación realizada para el aumento de capital le da a la compañía un valor de US$230 millones.

Los gestores de fondos, por su parte, acusaron a los españoles de atropellar los derechos de los accionistas minoritarios.

Esta no es la primera vez que las AFP chilenas se han sentido en desventaja al negociar con los dueños de Enersis. Hace quince años, cuando los anteriores dueños de Enersis vendieron su participación mayoritaria a los españoles, estos lograron negociar términos mucho más ventajosos que los ofrecidos a los accionistas minoritarios, incluidas las AFP.    El caso inspiró asimismo nuevas leyes para proteger a los accionistas minoritarios, entre ellas un requisito de que las transacciones con las partes relacionadas fueran aprobadas por una comisión de directores independientes.

Es precisamente esta cláusula la que los administradores de fondos de pensiones de Chile temen que Endesa trate de esquivar ahora, disfrazando el acuerdo como un aumento de capital en lugar de una transferencia de activos.

Ante tan fuerte oposición, Enersis y Endesa España han revisado su posición inicial y dicen que las valuaciones representan el punto de partida para las negociaciones. Pero aún tienen que ir más allá.

El 3 de agosto la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile dictaminó que el aumento de capital representa un conflicto de intereses.

La batalla está planteada.

 

Archivado en: Reportajes PrincipalesTodos

avatar Sobre el autor:

RSSComentarios (0)

Seguimiento automático de URL

Ingrese una respuesta

Usted debe iniciar sesión para publicar un comentario.