“Se puede ganar dos horas de su vida”

Foto: Cortesía de AviancaTaca

Germán Efromovich, socio mayoritario de la aerolínea AviancaTaca, recomienda formas para agilizar su paso por el aeropuerto de Guarulhos.

Germán Efromovich se disculpa de una forma muy cordial por su facha de recién llegado de algún lugar del mundo.

Sin embargo, él sabe que su barba de un día también es una señal visible del tremendo ritmo de trabajo que se impone y por eso parece más convencido de estar dando un buen ejemplo que avergonzado por su apariencia.

La noche anterior estaba trabajando en temas de AviancaTaca, la aerolínea de la que es accionista mayoritario, una de sus pasiones y uno de los mejores negocios de su vida.

El grupo Synergy, la compañía holding de Avianca que dirige con su hermano José, tiene sede en São Paulo y sus negocios en Colombia y en otros lugares de América Latina, lo han convertido en un experto en pasar por Guarulhos, el aeropuerto más grande de la región.

La propuesta de Germán Efromovich para quien siga sus consejos tiene un valor enorme: “Se puede ganar dos horas de su vida”.

La primera recomendación para quienes entren a Guarulhos es la de encontrar un vuelo que aterrice antes de las 5:30 de la mañana. Así, dice, tendrá un paso más fácil por la inmigración y la aduana, pero más importante, se evitará buena parte de los problemas del tráfico paulista. Si acepta esa sugerencia, afirma, a las ocho de la mañana estará bañado, tomando café en alguna cita. “Si no, se le puede ir el día”.

Bájese primero del avión, es su segunda recomendación. Pero además, camine rápido para llegar antes que los demás pasajeros a la fila de control de pasaportes. “Si  sobrepasa ocho personas, se gana por lo menos 10 minutos”, dice

Adicionalmente, si en realidad quiere llegar rápido a su trabajo, consiga que alguien lo espere a la salida del aeropuerto, en el piso donde se hacen los embarques, uno arriba del de llegada. Si en lugar de esto hace la fila para los taxis en el piso de abajo, el empresario calcula que su salida podría tomar quince minutos más.

Efromovich reitera la que se ha vuelto una recomendación usual para los viajeros a São Paulo: la de buscar un hotel cerca de los lugares donde tendrá sus reuniones de negocios. Si no lo hace, no es de extrañar que sólo pueda acomodar un par de citas en el día por cuenta del tráfico.

Cuando salga de Brasil, busque vuelos a las 11 de la noche. “Puede cenar tranquilamente con un cliente”, señala. Si en cambio reserva en uno a mitad de la tarde, puede perder hasta cuatro horas para llegar con la anticipación requerida a la salida de su vuelo.

Siempre use la opción de registrarse por anticipado por teléfono o Internet para poder llegar un poco más cerca de la hora del despegue. “Si selecciona la aerolínea correcta y sólo tiene equipaje de mano, puede llegar 40 minutos antes”, dice con una sonrisa amplia para resaltar un poco su simpática intención publicitaria.

Si usted suma, encontrará más ahorros de tiempo que los propuestos por Germán Efromovich en su oferta.

Las personas que están acostumbradas a reconocer los buenos negocios sin duda verán el valor de sus consejos.

 

—Informó Santiago Gutiérrez desde Bogotá

 

Archivado en: Todos

avatar Sobre el autor:

RSSComentarios (0)

Seguimiento automático de URL

Ingrese una respuesta

Usted debe iniciar sesión para publicar un comentario.