Un año al frente del gobierno

Durante la primera mitad del año pasado, el candidato Ollanta Humala subía en las encuestas hasta consolidarse como amplio ganador de la primera vuelta. Al día siguiente del triunfo, la Bolsa de Valores de Lima sufrió una caída de 12,5% (la peor en su historia).  En la pugna por el centro del electorado, con miras a la segunda vuelta, Gana Perú adoptó una hoja de ruta que moderaba las propuestas del original plan de gobierno. Entre otros aspectos, se garantizaba la independencia del Presidente del Consejo de Ministros y del Ministro de Economía, así como el respeto al Estado de Derecho y los compromisos internacionales.

No obstante, la incertidumbre e incredulidad imperaron hasta después de la toma de mando. Entre las especulaciones más graves estaban la revocatoria de la Constitución, la renegociación de los TLC conseguidos, y la nacionalización de los sectores estratégicos (energía, telecomunicaciones, puertos y aeropuertos, entre otros)

El riesgo país aumentó y las expectativas empresariales se deterioraron gravemente. Luego de promediar los 68 puntos durante el 2010 y los primeros meses del 2011, el índice de expectativa empresarial del BCR, cayó abruptamente a 55 luego de la primera vuelta, para empezar una lenta recuperación recién en agosto.

Pero, un mes después de la toma de mando, S&P elevó la calificación de riesgo soberano peruano a BBB, basándose en las promesas de continuidad en la política económica con un énfasis en crecimiento con inclusión social y la señal positiva del nombramiento del tecnócrata Miguel Castilla como Ministro de Economía y Finanzas.

En setiembre, el Ejecutivo consensuó una reforma tributaria a la minería con los principales actores del sector, para, entre otras medidas, calcular las regalías sobre el valor de la utilidad operativa en lugar de sobre las ventas. En octubre, el gobierno dio un importante paso hacia su promesa de inclusión social con la creación del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

En el 2011, el PIB creció 6,9%, a pesar de los ritmos entre 10% y 8% durante los primeros meses del año. Al Gobierno de Ollanta Humala le tocó enfrentar una coyuntura internacional complicada en la que las principales economías del mundo desaceleraron su crecimiento, y consecuentemente, su demanda por productos como los que exporta el Perú. El año pasado, se logró palear la crisis logrando inclusive el récord histórico de US$45.726 millones de reservas internacionales, lo que representó un incremento de 38% con respecto al 2010. Esto se debió principalmente al aumento de precios de los commodities y a la consolidación de acuerdos comerciales internacionales, entre los cuáles destacan los más recientes, con Japón, Singapur, Corea del Sur, Costa Rica, y la Unión Europea.

Sin embargo, la profundización de la crisis europea en el 2012 ha impactado negativamente en las exportaciones, que entre febrero y mayo disminuyeron en un promedio mensual de 17%, con respecto al mismo período del año anterior.  Los esfuerzos del Ejecutivo para fortalecer el sector exportador con paquetes de estímulo no han sido suficientes y esto se explica por la ineficiencia y retardo en la ejecución de las medidas aprobadas.

El mismo síntoma se replica en la ejecución de proyectos de inversión. Si bien se han anunciado proyectos de inversión para los próximos años de US$10.352 millones, existen trabas que impiden su ejecución. Solamente en el sector minería, los proyectos paralizados triplican la cifra anterior, sumando US$ 34.000  millones.

La ineficiencia en la ejecución presupuestal a nivel de gobiernos locales y regionales  sumada a factores como la ausencia del Estado en zonas rurales, relaciones conflictivas entre sector privado y población, así como intereses personales y políticos, han confluido para dar forma al más grave obstáculo que enfrenta la actual gestión: los conflictos sociales. Los casos emblemáticos alrededor de los proyectos Conga en Cajamarca y Tintaya en Cusco han costado la vida de 9 peruanos, además de haber arriesgado inversiones de US$6.300 millones (8% del PIB del 2011). En ese sentido, los esfuerzos del Ejecutivo han sido insuficientes.

El problema de conflictividad social y la consecuente paralización de grandes proyectos de inversión ponen en serio riesgo la sostenibilidad del crecimiento económico. Según Apoyo, la intención de inversión en el sector privado viene disminuyendo mes a mes: tras alcanzar un 45% en un sondeo en abril, cayó a 26% en junio.

En líneas generales, debemos reconocer que el Perú se encuentra en una posición bastante mejor a la que hace un año el sector empresarial auguraba. El Presidente Humala demostró rápidamente entender la importancia de la inversión para el desarrollo del país y ha mostrado un discurso coherente y prudente a nivel nacional, así como en sus esfuerzos por atraer inversión foránea. La continuidad de la política económica y el enfoque técnico a la inclusión social son importantes logros.

No obstante, el Ejecutivo debe ser más enérgico en resolver los cuellos de botella que hoy impiden el impulso a las exportaciones y a los proyectos de inversión. Además, deben tomarse medidas para optimizar la gestión de los presupuestos regionales y locales. Por último, será importante un mejor manejo político y monitoreo de los conflictos sociales desde etapas latentes, garantizando el Estado de Derecho y la seguridad de la inversión que tanto necesita el país.

En la lista de temas pendientes, no menos importantes que lo mencionados, se encuentran la seguridad pública, la mejora en competitividad, la calidad de la educación y  la reducción de las trabas burocráticas. Poblemas todos ellos que deberán enfrentarse pues en el año transcurrido, poco o casi nada se ha avanzado. A pesar de ello, comparando los avances y retrocesos, el balance es positivo.

Foto: Agencia el Universal/El Universal de Mexico/Newscom

 

 

 

 

Aldo R. Defilippi, es Director Ejecutivo
de la Cámara de Comercio Americana del Perú

 

Archivado en: OpiniónTodos

avatar Sobre el autor:

RSSComentarios (0)

Seguimiento automático de URL

Ingrese una respuesta

Usted debe iniciar sesión para publicar un comentario.